¿Cometes estos errores en tu comunicación corporal?

Standard

El lenguaje corporal tiene muchos significados y también comunica mucho más que las palabras, y esto ocurre porque el cerebro capta las señales no verbales en una quinta parte de un segundo mucho más rápido que las verbales. Por ello, cuida que tus señales corporales inconscientes no estén enviando el mensaje equivocado.

Sin embargo, hay que tener en cuenta también que los significados son diferentes en las diversas culturas del mundo y podrían expresar algo distinto cuando estamos con personas de diferentes países.

  1. Inclinarse hacia atrás.
    Inclinarse hacia atrás estás indicando que no te interesa la persona ni su conversación. Evita hacerlo y adopta una postura recta y relajada al hablar con una persona.
  1. Brazos y/o piernas cruzadas.
    Los expertos recomiendan que, para poner fin a una reunión o conversación, te inclines hacia atrás y cruces los brazos, pues es un claro indicador de la falta de interés. Las piernas cruzadas también pueden ser una señal de peligro.
  1. Ni mucho ni poco contacto visual.
    Si no miras a la persona delante de ti a los ojos, puede inconscientemente asumir que eres deshonesto o mentiroso. Cuando miras a los ojos y tienes un contacto visual, transmites honestidad y sinceridad. Sin embargo, si sostienes la mirada fijamente, es un signo de agresión. Las personas se sienten cómodas y confiadas si mantienes por un segundo o dos la mirada y vas alternando con mirar a otro lado.
  1. Manos entrelazadas, detrás de la espalda o en los bolsillos.
    Esto es algo que las personas hacen cuando ocultan algo o simplemente están estresadas. Tal vez son posturas que hacemos inconscientemente, pero evítalo si deseas proyectar confianza.
  1. Manotear en el aire.
    Muchas personas lo hacen cuando quieren enfatizar o hacer hincapié en un punto, pero puede ser una experiencia desagradable; casi como si estuvieras cortando tu conexión con la persona con la que hablas.
  1. Tocar tu cara, estar inquieto.
    Tocarse la cara, especialmente la nariz y la boca, es otro de esos gestos que se interpretan inconscientemente como un signo de engaño o resistencia, sobre todo si estás escuchando en lugar de hablar. Otra señal que envias al estar aburrido o disgustado es rebotando la pierna o jugando constantemente con tu cabello. ¡Evítalo!
  1. Asentir con la cabeza demasiadas veces.
    Una parte esencial en la comunicación es asentir con la cabeza. Esto permite que otras personas sepan si entiendes o no estás de acuerdo con lo que dicen, pero hacerlo demasiadas veces puede hacer que parezcas débil o por el contrario, puede ser un signo de indiferencia.
  1. Encorvarse de hombros y hacerse pequeño.
    Los hombros caídos son vistos como un signo de infelicidad y a menudo resulta ser cierto: las personas con depresión clínica se encorvan con más frecuencia que otros. Para proyectar felicidad y confianza hay que estar de pie y expandir el pecho, justo como cuando tu mamá te molestaba todo el tiempo para que adoptaras esa postura.
  1. Envolver los pies o tobillos alrededor de las patas de una silla.
    Al igual que las manos juntas, estas señales corporales son “muletas” para sentirse mejor. Si estás tratando de proyectar confianza, no lo hagas.
  1. Gestos excesivamente exagerados.
    Tu lenguaje corporal debe ser expansivo para proyectar confianza, pero no cometas el error de hacer gestos exagerados, a menos que estés en el escenario hablando a un público. En un contexto más personal, puede ser visto como arrogancia.
  1. Echar un vistazo al reloj o al teléfono.
    A menudo creemos que podemos echar un vistazo a nuestro teléfono sin que la otra persona se dé cuenta, pero siempre nos atrapan haciéndolo. No cambies la atención de la conversación a menos que sea absolutamente necesario, pero si es necesario, explica que estás en espera de un mensaje urgente, por ejemplo.
  1. Invadir el espacio personal.
    Todos tenemos una idea diferente de la cantidad de espacio que necesitamos alrededor de nosotros mismos para sentirnos cómodos. Así que cuando alguien se acerca demasiado, hay que hacer un movimiento para volver a dar el espacio necesario para sentirse a gusto.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s