¿Qué hacer si eres infeliz en tu trabajo?

Standard

A todos nos ha pasado alguna vez: llegas a la oficina, te sientas en tu cubículo, le echas agua a tu plantita, miras alrededor y te das cuenta que eres infeliz en tu trabajo. Tal vez sea porque ya te aburriste, porque estás ahí solo por el dinero, o porque te sientes poco valorado por la empresa; sin importar la razón, es una situación que debes arreglar o terminarás deprimiéndote (si es que no lo estás ya).

De acuerdo con Alexander Kjerulf, experto en cómo ser feliz en el trabajo, hay señales que podrían indicar que no estás disfrutando tu vida laboral. Algunas de ellas son: no te gusta ayudar a los demás; dejas todo para el final, por lo que entregas algo hecho a la carrera, sin dedicarle suficiente tiempo y esfuerzo; los días en la oficina se te hacen eternos y solo cuentas las horas para salir de ahí; no tienes amigos en el trabajo; no te importa prácticamente nada de la compañía; te molesta cualquier cosa y tienes baja energía.

Si tienes algunos de estos síntomas, más vale que tomes una decisión para acabar con tu infelicidad laboral.  Margie Warrell, autora, coach y líder en potencial humano, considera que en estos casos solo tienes tres opciones. Solo tú puedes elegir qué rumbo tomar, pero por favor, ¡escoge el que te haga feliz y no el que te haga continuar con el martirio!

  1. Cambia lo que haces. Busca un nuevo puesto dentro de la organización o dedícate a algo completamente distinto en otra compañía; esto último tal vez te ponga en una situación incierta, ¿pero acaso no estás poniendo en riesgo tu felicidad al permanecer donde estás?
  1. Cambia cómo haces las cosas. Adopta nuevos hábitos y hasta una nueva mentalidad, tal vez así puedas empezar a disfrutar lo que haces o caer en cuenta de que no estás donde quieres estar.
  1. No cambies. Si decides seguir igual, con la misma actitud y empleo, solo estarás prolongando tu propia infelicidad, por lo que Warrell recomienda que NO elijas este punto.

La experta sugiere que, si no te sientes valorado, hables con tu superior; tal vez pueda haber alguna solución al problema. Asimismo, si te sientes agotado, prueba tomarte descansos cada 90 minutos y evita llevarte el trabajo a casa. Si nada de esto funciona, sigue el consejo de Warrell: “La vida es demasiado corta y tus talentos demasiado valiosos como para que los desperdicies. Ya sea que cambies lo que haces o que cambies tu actitud, enfócate en ser proactivo. Recuerda que tú tienes algo valioso que aportar, pero si tu felicidad está en juego, debes pensar qué necesitas hacer para cambiar qué haces o cómo lo haces, para que tu tiempo en el trabajo enriquezca tu vida en lugar de desgastarla”.

Por su parte, Marshall Goldsmith –uno de los top 10 pensadores de negocios más influyentes del mundo–, opina que cuando eres infeliz y recibes, por ejemplo, algún aumento de sueldo, tal vez te alegres un poco, pero solo por un tiempo. Volverás a sentirte insatisfecho y desdichado cuando ese dinero extra ya no sea una novedad y te percates de que ganar más no te hace más feliz.

Solo tú puedes decidir cuánto tiempo más quieres sentirte miserable. No tengas miedo y toma riesgos. ¡Busca algo que te apasione y empieza a disfrutar lo que haces!

Cuéntanos, ¿eres infeliz en tu trabajo?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s