Los 14 hábitos de la gente más miserable

Standard

¿Cómo tener éxito en el auto-sabotaje?

La mayoría de nosotros busca la felicidad, tener una vida con sentido, disfrutarnos a nosotros mismos, encontrar experiencias llenadoras, compartir amor, amistad y felicidad con la gente que nos rodea. Pero de alguna forma, la gente actúa como si le gustara ser miserable y tienen éxito al invitar a la cosas negativas a su vida, y aunque algunos reciben beneficios aparentes con esta miseria, ésta no les ayuda a encontrar amantes o amigos, o cambiar de trabajo o hacer dinero o tomar unas vacaciones. ¿Por qué lo hacen? Después de muchos años de estudio, llegué a la conclusión de que ser miserable es una forma de arte, y la satisfacción que la gente parece encontrar dentro de ella refleja el esfuerzo creativo que requiere cultivarla. En otras palabras, cuando tu vida es estable, pacífica y próspera -sin guerras, hambre en tu país, nada de epidemias ni pobreza- sentirte (y hacerte) miserable es un arte por sí sólo, que requiere imaginación, visión e ingenuidad. Le puede dar a tu vida un sentido distinto.

Así que si aspiras a hacerte miserable, ¿cuáles son las técnicas más usadas (y probadas) para hacerlo? Vamos a excluir algunas formas obvias, como ser drogadicto, cometer un crimen, apostar o pegarle a tu esposa o vecino. Pero son las estrategias más sutiles, las que no le llevarían a nadie a pensar que estás actuando deliberadamente, las más efectivas. Necesitas pretender que quieres ser feliz, cómo todo los demás, si no la gente no tomará tu miseria en serio. El verdadero arte empieza haciendo cosas que te hagan miserable pero que te permitan actuar como víctima inocente, idealmente con la gente con la que quieres provocar compasión y lástima.

En este artículo cubrimos la mayoría de las áreas de tu vida como familia, trabajo, amigos y pareja. Estas áreas van a ir de la mano de forma armónica, ya que no puedes arruinar tu vida sin arruinar tu matrimonio o la relación con tus hijos o amigos. Es inevitable que cuando te hagas miserable, hagas miserable también a la gente que te rodea, al menos hasta que te dejen -que te dará otra razón para sentirte miserable. Así que es importante que tengas en mente los beneficios que estás devengando en tu miseria.

· Cuando eres miserable, la gente siente lástima por ti. Y no sólo eso, también pueden sentir culpa, como si tu miseria fuera culpa suya. ¡Esto es bueno! Hay poder en hacer sentir a otros culpables. La gente que te quiere y la gente que depende de ti hará hasta lo imposible para decir o hacer cosas que te harán cada vez más miserable.

· Cuando eres miserable, ya que no tienes deseos ni esperas que te pase nada bueno, no te puedes desilusionar o decepcionar de nada ni nadie.

· Ser miserable puede dar la impresión de que eres una persona sabia y mundana, especialmente si no sólo eres miserable con tu vida, pero con la sociedad en general. Puedes dejar ver un aura cargada de tragedia profunda y problemas existenciales que la gente feliz nunca podría entender.

iStock_000012493520XSmall

Perfeccionando las habilidades de tu miseria

Vamos directo a ver cuales son las mejores estrategias para ser miserable. Esta lista no pretende ser exaustiva, solo busca conectarte con al menos 4 o 5 prácticas que te ayudarán a refinar tu talento.

1. Asústate, asústate mucho de las pérdidas económicas.  En tiempos de economía complicados, mucha gente está temerosa de perder su trabajo, sus ahorros o su dinero. El arte de hacer tu vida miserable, consiste en complacer estos miedos, aunque haya pocas probabilidades de que se hagan realidad. Concéntrate en tus miedos, hazlos parte prioritaria de tu vida, quéjate continuamente de como seguro estarás en la bancarrota algún día en un futuro no muy lejano. Habla de lo caro que es todo a tu alrededor, particularmente si es otro el que está comprando algo. Inicia chismes y pláticas de como gasta le gente su dinero y como nos afecta su irresponsable comportamiento.

Tenerle miedo al fracaso económico tiene diferentes beneficios. Primero, hará que sigas muchos años en un trabajo que odias. Segundo, balancea amable con prepotente, obsesión con dinero y egoísmo extremo. Tercero, no solo te alejará de amigos y familia, sino que te hará más ansioso, deprimido y posiblemente hasta enfermo de tus miedos económicos. ¡Gran trabajo!

Ejercicio: Siéntate en una silla cómoda, cierra los ojos, medita por 15 minutos sobre las cosas que podrías perder: tu trabajo, tu casa, tus ahorros, etc. Después piensa lo que sería vivir en un refugio para indigentes. 

2. Practica el aburrimiento sostenido. Cultiva el sentimiento de que todo es predecible, que la vida no tiene emoción alguna, que no existe posibilidad de aventura, que una persona intrínsecamente fascinante como tú fue depositada en una vida tediosa y sin sentido sin que haya sido tu culpa. Habla de lo aburrido que estás todo el tiempo. Hazlo el tema prioritario en sus conversaciones con todo el mundo para darles el mensaje sutil de que son muy aburridos. Considera provocar una crisis que te ayude a superar tu aburrimiento. Busca una aventura fuera del matrimonio (esto funciona mejor si estás casado o si buscas a alguien casado), sal a comprar cosas que no necesitas como ropa, coches, electrodomésticos lujosos, equipo para hacer deporte (usa diferentes tarjetas de crédito en caso de no tener suficiente dinero), busca iniciar peleas y discusiones con tu esposa, vecino, jefe, amigo, hijo. Ten otro hijo, renuncia a tu trabajo, saca todo lo que tengas ahorrado y gástalo, vende tu casa y múdate.

Un beneficio de estar aburrido es que inevitablemente te vuelves aburrido. Tus amigos y familiares te evitarán. No te volverán a invitar a ningún lado, nadie te va a llamar y mucho menos verte. Mientras esto sucede, te sentirás muy solo, más aburrido y miserable.

Ejercicio: Obligate a ver horas ininterrumpidas de programas tontos de Reality TV, lee tabloides que no estimulen tu mente de ninguna forma y te hagan sentir desalmado. Evita literatura, arte y estar al tanto de lo que pasa en el mundo.

3. Crea para ti una identidad negativa. Permite un problema emocional para absorber todos los aspectos de tu auto-identificación. Si te sientes deprimido, vuélvete una Persona Deprimida; si sufres de alguna ansiedad o fobia, asume la identidad de una Persona Miedosa o Persona con Desorden y Ansiedad. Vuelve tu condición el foco en tu vida. Habla con todo el mundo acerca de ella y asegúrate de leer y conocer los síntomas para que puedas hablar de forma certera y sin parar. Practica los comportamientos asociados a tu condición, particularmente cuando interfieren con tus actividades regulares o relaciones personales. Enfócate en lo deprimido que estás y vuélvete una persona llorona. Niégate a nuevos lugares o probar nuevas cosas porque te pone muy ansioso. Provócate ataques de pánico en lugares donde puedas causar más conmoción. Es importante que demuestres que no te gustan ese estado y ese comportamiento, pero que no puedes hacer nada para evitarlo.

Practica el estado psicológico que representa tu identidad negativa. Por ejemplo, si tu identidad negativa es Persona Deprimida, baja los hombros, baja la cabeza, respira poco profundamente. Es importante acondicionar tu cuerpo para llegar a tu punto más miserable más rápido.

Ejercicio: Escribe 10 situaciones que te hagan sentir ansioso, deprimido o distraído. Una vez a la semana, elige una situación y provócate un ataque de pánico por por lo menos 15 minutos. 

5. Provoca peleas. Esta es una excelente forma de arruinar una relación de pareja. De vez en cuando, de forma impredecible, provoca una pelea sobre algo trivial y avienta acusaciones injustificadas. La interacción debe durar por lo menos 15 minutos e idealmente ocurrir en público. Durante la rabieta, espera a que tu pareja sea linda y simpatice con lo que le dices para que después cuando traiga el suceso a tema, puedas insistir que tu nunca provocaste una pelea y que seguramente mal entendieron todo lo que tratabas de decir.

Otra forma de hacerlo es decir inesperadamente, ‘Tenemos que hablar’, inmediatamente después acorrala a tu pareja con acusaciones de lo decepcionado que estás de su relación. Asegúrate de empezar el acorralamiento minutos antes de que tu pareja tenga que irse a algún compromiso o actividad y no termines de discutir hasta pasada su hora de irse. Otra variación puede ser llamar o mandar mensajes a tu pareja con tus quejas. Puedes hacer lo mismo si tu pareja está fuera con amigos.

Ejercicio: Escribe 20 horribles mensajes de texto que puedas mandarle a alguna pareja para reclamarle algo. Puedes crecer la lista diariamente. 

5. Atribuye malas intenciones. Siempre que puedas, atribuye las peores intenciones de tu pareja, familia, amigos y compañeros de trabajo. Toma alguna crítica o comentario inocente y conviértelo en un insulto o humillación hacia tu persona. Por ejemplo, cuando alguien pregunte ‘¿Cómo es que te gustó esa película?’ debes de inmediato pensar: ‘Él me trata de humillar diciendo que no entendí la película.’ o ‘Se está preparando para decirme que tengo un gusto cinematográfico poco refinado.’ La idea es siempre esperar lo peor de las personas. Si alguien va retrasado a la cita que tenían para cenar, mientras estás esperando, recuerda todas las veces que esa persona llegó tarde y convéncete que es adrede y solamente sucede contigo. Resalta tu actitud déspota para cuando llegue y asegúrate de que se arruine la noche por completo. Si te preguntan cuál es el problema, no les contestes, deja que sufran.

Ejercicio: Escribe una lista con los nombres de cinco familiares o amigos. Escribe algo que cada quien haya hecho o dicho en el pasado para hacerte miserable. 

6. Sea lo que sea que hagas, hazlo por motivos personales. Algunas veces estarás tentado a ayudar a alguien, contribuir a caridad o participar en actividades de tu comunidad. No lo hagas, a menos que haya algo de ganancia para ti, como conocer a alguien que sea una buena persona o a alguien a quien puedas pedir dinero prestado algún día. Nunca caigas en la trampa de hacer las cosas sólo para ayudar a la gente. Recuerda que tu meta principal es ayudarte a ti mismo.

Ejercicio: Piensa en todas las cosas que hayas hecho por los demás en el pasado y que nunca fueron recíprocas. Piensa como todo el mundo alrededor de ti está tratando de quitarte mérito. Ahora enlista tres cosas que hayas hecho que parezcan altruistas pero en realidad hiciste por beneficio propio. 

7. Evita ser agradecido. Investigaciones muestran que las personas que expresan más gratitud son más felices, así que nunca expreses gratitud. Contar tus bendiciones es para idiotas. ¿Cuáles bendiciones? La vida es para sufrirla y luego mueres. ¿De qué hay que estar agradecido?

Buenos amigos y familiares tratarán de sabotear tus esfuerzos por evitar los agradecimientos. Por ejemplo, cuando estas a la mitad de una queja sobre tu trabajo o tu relación de pareja, tratarán de recordarte la suerte que tienes de tener un trabajo y una pareja. Estos intentos por provocar agradecimiento y felicidad son muy comunes. Simplemente contesta que las cosas de las que deberías estar agradecido no son perfectas.

Ejercicio: Escribe una lista de las cosas de las que deberías estar agradecido. A un lado de casa cosa, escribe por que no estas. Imagina lo peor. Cuando imaginas el futuro piensa en el peor escenario posible. Es importante que estés preparado para alguna tragedia o desastre. Piensa en las posibilidades: ataques terroristas, desastres naturales, epidemias, accidentes, a tu hijo no lo escogieron para el equipo de fútbol en la escuela.

8. Manténte alerta y en estado de ansiedad. El optimismo para el futuro siempre nos lleva a la decepción. Así que tienes que esforzarte para pensar que tu matrimonio va a fracasar, tus hijos no te quieres, tu negocio se va a la quiebra y nada nunca va a ser bueno para ti.

Ejercicio: Investiga un poco sobre desastres naturales que puedan azotar el lugar donde vives, como terremotos, inundaciones, explosiones en plantas nucleares, ataque zombie, epidemia de rabia, etc. Enfócate en estas cosas al menos una hora al día. 

9. Culpa a tus padres. Culpar a tus padres de tus defectos, fallas y fracasos es uno de los pasos más importantes que debes tomar. Después de todo, tus padres te hicieron como eres ahora; no tuviste nada que ver. Si tienes algunas cosas buenas, no agradezcas a tus padres, eso se llama suerte.

Culpa también a otras personas de tu pasado: el maestro de primaria que te gritó en la cafetería, el niño que te hizo bullying cuando tenias 9, el maestro de la universidad que te puso 5 en el examen, tu primer novio -las posibilidades son eternas. Culpar a los demás es parte esencial de sentirte miserable.

Ejercicio: Llama a alguno de tus padres y dile que acabas de recordar algo terrible que hicieron cuando eras niño, asegúrate que entienda lo terrible que te hizo sentir y que sigues sufriendo por su culpa. 

10. No disfrutes de los placeres de la vida. Disfrutar las pequeñas cosas como comida, vino, música y arte es para gente frívola y superficial. Repite eso en tu cabeza. Si te cachas inadvertido disfrutando algún sabor, canción u obra de arte, recuerda inmediatamente que son placeres banales que se pueden compensar por el estado miserable del mundo. Lo mismo aplica a la naturaleza. Si accidentalmente te encuentras disfrutando un paisaje hermoso, una caminata por la playa o una tarde en el bosque ¡detente!. Recuerda que el mundo está lleno de pobreza, enfermedades y devastación.

Ejercicio: Practica una vez a la semana una actividad que disfrutes y piensa mientras la estás haciendo lo estúpida que es y lo mal que te sientes de hacerla. En otras palabras, concéntrate en desaparecer todo el sentido de placer que te causa hacer esa actividad. 

11. Medita. Concéntrate sólo en ti mismo. Preocúpate siempre sobre las causas de tu comportamiento, analiza tus defectos, mastica tus problemas. Esto te ayudará a formar visión pesimista de tu vida. No permitas distracciones con cosas positivas. El punto es asegurarte que cualquier problema, por más chico que sea, es una dificultad enorme en tu vida.

Puedes también meditar sobre los problemas ajenos, pero hazlos personales. ¿Tu hijo está enfermo? Medita lo malo que es para ti y todos los problemas que eso te trae. ¿Tu pareja se ve afectada con tu comportamiento? Enfócate en lo terrible que te hace sentir cada vez que te lo dice. Meditando sobre los problemas, no sólo tuyos sino de los demás, pasaras a ser un alma profunda y sensible que cargue el peso del mundo en sus hombros.

Ejercicio: Siéntate en una silla cómoda y busca sentimientos negativos como enojo, depresión, ansiedad, aburrimiento, lo que sea. Concéntrate en estos sentimientos por 15 minutos. Durante el resto del día, mantenlos en tu cabeza, no importa lo que estés haciendo.

12. Glorifica o difama el pasado. Glorificar el pasado te dice lo bueno, feliz y afortunado que fuiste de niño, joven o recién casado -arrepintiéndote de todo lo que hiciste hasta ahora. Cuando eras joven, por ejemplo, bailabas glamorosamente, ibas de fiesta y te ponías un bikini en la playa; ahora estás en un matrimonio más o menos y eres vendedor de seguros. Debiste casarte con algún galán de telenovela, debiste comprar acciones de Microsoft cuando podías. En resumen, enfócate en lo que no hiciste. Esto seguro te hará miserable.

Difamar el pasdo es sencillo. Naciste en el lugar y momento equivocado, nunca recibiste lo que necesitabas, siempre te sentiste discriminado, nunca saliste de vacaciones de chico. ¿Cómo puedes ser feliz con ese terrible pasado? Es importante que tengas siempre en mente las malas memorias, graves errores y eventos traumáticos y pienses en su influencia directa, eso te formará más que los buenos recuerdos, éxitos y eventos felices. Enfócate en los momentos malos. Obsesiónate con ellos. Atesóralos. Eso asegurará, que no importa lo que pase en el presente, nunca serás feliz.
Ejercicio: Escribe una lista con tus recuerdos más horribles y guardala donde puedas verla fácilmente. Una vez a la semana, platícale a alguien sobre tu horrible infancia y lo buena que era tu vida hace 20 años. 

13. Encuentra una pareja que puedas reformar. Enamórate de alguien con mayores defectos que tu (acumulador de gatos, adicto a las apuestas, alcohólico, sociopata), comienza a reformarlo, no importa si quiere o no. Cree firmemente que vas a reformas a esa persona e ignora toda la evidencia contraria.

Ejercicio: Ve a sitios de citas online y ve cuantas malas opciones puedes encontrar en una tarde. Reúne esfuerzos para conocer a estas personas. Es mejor si el sitio te cobra dinero, esto significa que estarás emocionalmente destruido además de pobre. 

14. Sé crítico. Asegúrate de tener listas enteras de disgustos y dilos en fuerte, aunque no te pidan tu opinión. Por ejemplo, no dudes en decir ‘¿Es eso lo que te quisiste poner hoy en la mañana?’ o ‘¿Por qué tienes una voz tan punzante?’. Si alguien está comiendo huevos, dile que no te gustan los huevos. Tu negatividad puede aplicarse a casi cualquier, cosa.

Es mejor si criticas algo que la mayoría de la gente quiere o le gusta, de esta forma no serás parte del resto. Que no te guste el tráfico o los mosquitos es muy poco creativo: todo el mundo sabe que estas cosas son horribles, casi todo el mundo las critica y no tomarán atención. Pero ¿criticar una película nueva que todo el mundo ama? Encontrarás grandes momentos para criticar a tus amigos sobre sus gustos.

Ejercicio: Escribe una lista de 20 cosas que no te gusten y trata de meterlas todas en tus conversaciones durante todo un día. Para mejores resultados, critica cosas que nunca hayas probado. 

Texto de Cloe Madanes para Alternet

 

Lecciones de liderazgo del fundador de Twitter

Standard

El mejor momento para cambiar el mundo es hoy, asegura Jack Dorsey, quien a sus 37 años ha revolucionado la manera en que millones de personas nos comunicamos través de la red y busca dar un vuelco radical a la manera en como compramos.

Dorsey es creador y cofundador de Twitter, la red social de los 140 caracteres, y cocreador y cofundador de Square, una empresa dedicada a brindar soluciones de cobro para pequeños negocios.

En el marco de la celebración por los 70 años del Tecnológico de Monterrey, se ofreció una serie de conferencias y paneles en el Auditorio Nacional, en la Ciudad de México, que incluyó a destacados personajes del mundo del emprendedurismo y la academia, Dorsey fue el encargado de pronunciar la primera conferencia.

Durante su intervención, Dorsey compartió su experiencia en Square, la empresa que comenzó con la idea de reducir la fricción de compra en pequeños negocios, ofreciendo un pequeño accesorio cuadrado que se adapta a un smartphone para poder hacer cobros vía tarjeta de crédito o débito.

dorsey1

Fundada en 2009, Square es una pequeña compañía que durante su última ronda de financiamiento (en 2012) fue valuada en 3,400 mdd y cuyo esquema de trabajo, afirma Dorsey, se concentra en cuatro puntos:

1. Editar. “Editar significa eliminar lo innecesario, en el comercio buscamos hacerlo simple y reducirlo a su esencia.

2. Compartir. “Compartimos todo. Cada integrante de la compañía sabe cuáles son los objetivos de la empresa y qué está ocurriendo en ella. Todos reciben un correo electrónico con los detalles de cada una de las reuniones que se realizan en Square, incluyendo las del consejo.”

3. Crear. Idear maneras más fáciles de hacer las cosas y generar soluciones prácticas a un problema.

4. Reflexionar. “Nos cuestionamos todo lo que hacemos, nuestras prácticas y reglas, nuestros procedimientos. ¿Tenemos el producto mágico que queríamos mientras lo diseñamos? ¿Es el producto con el cual queremos cambiar al mundo? Dedicamos un buen tiempo a hacerlo.”

Sobre su forma de liderazgo, Dorsey afirma: “No tengo un escritorio, ni una oficina, tenemos muchas mesas en las que conversamos de pie. Creo que muchas de las grandes ideas se dan en esas conversaciones abiertas.”

Ya que la primera función de la empresa es editar, Dorsey se ve a sí mismo como el Editor en Jefe en Square, con tres funciones principales:

1. Editar al equipo que lo conforma, seleccionar a los mejores para trabajar en la compañía.

2. Editar la comunicación interna (procesos, la forma como trabajan) y la externa (la forma final del producto y la interfaz bajo la cual opera).

3. Asegurarse de que haya dinero en el banco, a través de financiamiento, venta de acciones, etc.

Y además compartió sus 4 consejos para alcanzar las metas que se desean:

1. Ten una imagen clara. “Si quieres crear algo útil vuelve en el tiempo, medita en cómo era y descompón todo en sus partes pequeñas y colócalas en secuencia, si no tienes una imagen clara de qué quieres construir, no lograrás nada nuevo y estarás sólo reaccionando a lo que ocurre a tu alrededor.”

2. Hazlo personal. Sea lo que sea que planees “tiene que ser algo que quisieras usar, algo por lo que sientas pasión, con lo que te veas trabajando a diario”.

3. Haz lo que sea necesario. “Éste es el verdadero espíritu del emprendedurismo. Algunas veces ganas la apuesta, otras la pierdes, pero debes seguir intentando.”

4. La vida es corta, hazlo hoy.

Texto de Carlos Morales para Forbes México

5 formas de ser más inteligente científicamente probadas

Standard

Hay muchas formas de medir la inteligencia: algunos piensan que es algo que se ve en los tests, otros creen que está directamente relacionado con el sentido común. Lo cierto es que no hay un estándar que defina qué es la inteligencia, pero sí sabemos que el cerebro está directamente relacionado con ella: entonces, ¿cómo ser más inteligente? Veamos estas sencillas recomendaciones con rigor científico.

5. Meditación

Si bien esta práctica puede variar de persona en persona, en general envuelve un ambiente calmado, respiración profunda y un estado mental de calma. Aunque no creas en que la meditación te pueda llevar a un estado de unión con Dios, lo cierto es que la relajación tiene un montón de beneficios para aumentar la inteligencia: las resonancias magnéticas han comprobado que la meditación regular puede generar cambios en el cerebro, mejorar la memoria, la capacidad de atención y puede aumentar ciertas partes de la corteza cerebral.

meditar

 

4. Ejercitar el cerebro

El cerebro también necesita ejercicio regular para funcionar correctamente y mantener la vitalidad. Los puzzles, sudokus y juegos basados en palabras o números son ideales para mantener el cerebro siempre en forma. También los ejercicios matemáticos y geométricos, leer o incluso lavarse los dientes con la mano contraria. Divertirse es una forma de ser más inteligente, al parecer.

sudoku-solving

 

3. Dormir

El cerebro no se apaga para repararse mientras dormimos, pero sí es cierto que tiene un momento en el que se encarga de “poner en orden” las cosas que han sucedido durante el día. La falta de sueño puede dar a lugar a problemas cerebrales, por lo que una buena noche de sueño puede aumentar las funciones cerebrales y la capacidad de concentración. Lo ideal son entre 6 y 8 horas de sueño.

ManSleeping1

 

2. Cuidar tu cuerpo

El cuerpo humano está conectado entre sí, por lo que si cuidas una parte obtendrás beneficios en el resto. El ejercicio físico es bueno para la salud, incluso la mental, ya que una mejor circulación sanguínea permite que llegue más oxígeno y glucosa al cerebro. La alimentación también es fundamental: hay muchos alimentos relacionados con la salud cerebral como el pescado, los huevos, las proteínas y los vegetales verdes, así como también los tés de hierbas y los frutos secos.

wellness-1

 

1. Ingerir bacterias

Sí, como lo oyes: ingerir bacterias te puede hacer más inteligente. ¿Por qué? Algunos tipos de bacterias del suelo pueden reducir la ansiedad y aumentar la capacidad de aprendizaje cuando se ingieren o inhalan. Estas bacterias pueden aumentar el crecimiento neuronal y los niveles de serotonina.

También dicen que tener más sexo nos hace más inteligentes, y estoy segura que es una de las opciones que más te agradan en este momento.

bacteria

 

Texto de http://www.ojocientifico.com/